Modelo de organizar

TCU ha adoptado un modelo organizativo centrado en el desarrollo de fuertes mujeres líderes inmigrantes, de bajos ingresos y de color que tengan la motivación, la capacitación y la sensibilidad para liderar el más grande movimiento por cambio social. El modelo organizativo de TCU incluye 6 áreas de trabajo: trabajo de base de la membresía, desarrollo de liderazgo, campañas organizativas de base (incluyendo campañas por justicia para trabajadoras individuales en búsqueda de justicia y campañas políticas estratégicas sobre normas laborales), desarrollo organizativo, cultura y comunicación, y alianzas.

Trabajo de Base de la Membresía: Nuestra fortaleza viene de nuestras miembros. Nuestros miembros hacen trabajo de alcance todos los días en parques, patios de recreo, iglesias y en la calle. En el 2010, lanzamos nuestro Programa de Embajadoras, una estrategia innovadora para organizar a trabajadoras en su "taller" en los vecindarios donde viven y trabajan. Las Embajadoras sirven como los contactos primarios para las trabajadoras de casa en sus vecindarios respectivos, y están equipadas para proveer información, reportar abusos, y preparar el trabajo inicial para establecer una norma colectiva con los empleadores del área.

Desarrollo de Liderazgo: Esta área de trabajo está diseñada para equipar a las trabajadoras de casa con los instrumentos y la capacitación que necesitan para proteger sus propios derechos ante empleadores, para ayudar a guiar nuestra campaña y el trabajo organizativo en general.

Campañas Organizativas de Base: A través de nuestras campañas, empujamos por las protecciones laborales para todas las trabajadoras domésticas, y defendemos a trabajadoras de casa cuyos derechos han sido violados. Tomamos acción colectiva para pasar legislación local, estatal y nacional que proteja a esta vulnerable fuerza laboral que todavía no tiene siquiera el derecho a sindicalizarse. 

Cultura y Comunicación: A través de la música, la narración y la transmisión de servicio público, desarrollamos unidad dentro de nuestra diversa membresía y creamos conciencia en general sobre las condiciones que enfrentan las trabajadoras de casa.

Alianzas: Como una organización partícipe de un movimiento, TCU siempre busca oportunidades para forjar alianzas y colaboraciones estratégicas, porque pensamos que si conectamos nuestras luchas a las de otros, construimos un movimiento para acabar con la opresión y la explotación de una vez por todas.

Desarrollo Organizacional: Necesitamos estructuras y sistemas organizacionales lógicos y estables, que incluyan el desarrollo de una capacidad multilingüe, para mantener unida a una organización de base con una amplia membresía y para sostener su crecimiento. Trabajamos para desarrollar la capacidad de nuestra junta, nuestro personal empleado y nuestra membresía – compuesta primordialmente por trabajadoras domésticas – para liderar efectivamente a TCU.

 

FaLang translation system by Faboba